Asistencia Técnica SAT2018-07-16T10:03:24+00:00

ASISTENCIA TÉCNICA SAT

Personalizar, ofertar y cumplir con los servicios post-venta significa para Bianna Recycling crear una relación duradera con sus clientes, basándose en el respeto y la confianza y con el foco puesto en la producción y la rentabilidad.

Nuestros técnicos expertos y el personal de “Customer Service” están dispuestos a ofrecer la respuesta más rápida y eficiente para una necesidad de asistencia técnica a través de los siguientes servicios:

  • Asistencia telefónica
  • Asistencia técnica personal
  • Mantenimiento preventivo
  • Arranque personalizado
  • Supervisión de equipos en tiempo real
  • Venta de piezas originales Bianna

¿Qué hacer en caso de avería?

En caso de emergencia, sólo tiene que ponerse en contacto con Bianna Recycling. Nosotros haremos el resto.

Bianna Recycling cuenta con un equipo de expertos altamente especializados, repartidos en toda la Península Ibérica. Además, Bianna Recycling cuenta con una flota de vehículos/taller, equipado con un stock básico de piezas originales, adaptados al parque de equipos de su área de intervención.

¿Qué beneficios aporta el Servicio de Asistencia Técnica SAT?

  • Un trato amable y profesional
  • Explicación de los daños y sus causas
  • Presupuesto de reparación
  • Información de estado del equipo
  • Asesoramiento sobre los planes de asistencia correctiva y preventiva
+ INFO

BIANNA RECYCLING, PIONERA EN EL USO DEL
RTS: REMOTE TECHNICAL SUPPORT

Somos pioneros en el uso de RTS como elemento de control, supervisión y mantenimiento de los equipos a distancia. Se trata de un dispositivo compuesto por unas gafas de visualización que lleva el técnico como parte de su “staff” y que permite tener soporte online a través de un técnico de back-office. Éste podrá guiar al operario que esté delante del equipo para hacer su tarea más efectiva, más rápida y, evidentemente, más económica para el cliente final.

RTS también puede ser contratado por el cliente final, de manera que éste haga uso de él cuando lo requiera y pueda subsanarse la avería a distancia sin tener que desplazarse “in situ”, ahorrando tiempo y dinero.